Crochet inspirador.

En 2009 descubrí el maravilloso y tierno mundo de los amigurumis, pero también descubrí el tejido a crochet. Siempre vi a mi abu tejiendo, ella me hacía todo lo que yo le pedía y todo lo hacía con dedicación, amor y pulcritud, pero yo siempre me sentí lejana a ese mundo, tan de ella, tan de “las abuelitas”. Estaba súper equivocada, el crochet, el tejido, como forma de arte es transversal, no es propio de una edad, de un género, de nada. Todos somos potenciales tejedores, así como pasa con cualquier disciplina, ahora, te tiene que tocar el corazón, porque de otra forma es difícil que la práctica trascienda en nuestras vidas.

Como conocí el crochet con el arte del Amigurumi, pocas veces he buscado otros usos para el ganchillo. Una vez tejí algunas prendas para bebé de una revista, pero eso no cuenta, porque lo considero un evento oscuro de mi vida de tejedora xD

La otra noche no podía dormir, lo intenté mucho y simplemente no podía. Así que fui en busca de una lana y mi crochet, dispuesta a tejer. Pero no sabía qué tejer, estaba súper bloqueada parece, así que dije “bueno, parto el tejido con el anillo inicial y que el tejido me lleve a lo que tenga que ser” y así lo hice, no paré de tejer, hice un poco de tejido en espiral y luego torcí el tejido, hice cadenetas al aire, puntos altos, bajos, medios, rasos, todo con el único sentido de buscarle un sentido a mi tejido insomne. Sólo paré cuando tuve sueño, corté la lana y rematé el tejido.

Eso quedó ahí, por varios días, hasta que ayer en la tarde, llegando del taller de Amigurumi tomé la misma lana, agarré el crochet y me puse a tejer lo que sabía sería un personaje. Quise que, aunque libre como el tejido anterior, cumpliera con las características corporales típicas de un personaje y que fuese una sola pieza, es decir, sin costuras, tejer todo de una vez. Así lo hice y este es el resultado…

IMG_5031

IMG_5032

Ya les he dicho a las chiquillas del taller que jueguen con el crochet, sólo por el ánimo de experimentar y, de paso, “soltar la mano”. Cuando uno está aprendiendo a tejer a crochet, una de las cosas más complicadas es usar las manos de forma en que no se tiene la costumbre, es difícil saber cómo agarrar la lana, cómo tejer con determinada tensión, cómo  manejar el movimiento, etc. y como todas estas cosas se superan con la práctica, creo que es súper útil hacer este tipo de cosas como preparación o como acción central, ¿por que no?

A mi personaje agregué mostacillas, lentejuelas y una boca roja con pañolenci. Lo que usa de sombrero es lo que me salió en mi noche eterna, le cosí un botón antiguo de color rojo con detalles dorados. Y para terminar el cuadro, cosí los brazos del personaje, de manera que adoptara una postura dramática e intensa como el color que elegí para tejer.

Invito a todos a hacer esto, lo pasé súper bien y me gustó mucho el resultado final, sobre todo porque al comenzar a tejer, nunca imaginé algo así. Fue toda una sorpresa!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s